Ir al contenido principal

Entradas

SEPULTADO EN UNA CAJA DE GALLETAS

Fósil de marlboro postulando como lombriz se deshacía en patadas por el orto de cruz exorcizada en la compresa desteñida la serpiente menstrual metamorfoseada en lluvia oronda una compresa bífida rectangular el origen del filibustero con su carne de cerdo vestía el camino del santo la variopinta esencia del talismán se abrazaba al instinto y la nada estaba llena de artificio dejando su bolso en la luna ante las risas y el compadreo de los billares vestida de rosa con un banco en cada pupila me leía desde las fabricas de harina con olor a pescado una misteriosa hada suicida cuando en el país de las liebres desengrasaban las escopetas y los ojos flotaban en vasijas de limón mojando las botas de mi viejo amigo el marino sepultado en una caja de galletas como un organillo mecido por las olas donde los niños pasan el rato quemando las ultimas pestañas de un dios lejanamente enquistado en el olvido.
Entradas recientes

CON TODOS LOS PÁJAROS EN LA MANO DEL HOMBRE

All the Birds in the Hand of Man {DETAIL} (Sandre, 2016) {OIL}
Luciérnaga cosificada en horas de bruma y miel como herida de reloj un zumo de bajo instinto menstrual se acomodaba el cavernícola la paja esquizofrénica como una brasa mental retorcida en horas de sacrilegio de hediondo manchado en verjas gimiendo entresuelos por el descampado hacia la carroza del pulpo emitiendo rayos de cloro y sonrisas degolladas cuando el otoño zumbaba un litro de licántropo dejando un rastro de vida a las puertas del bosque y dos novicias mutiladas con su carne refulgiendo bajo la luna de aquel noviembre que finté al diablo para atravesar el océano a un campo de concentración de cables y mil olores de comida rezumante con su vagina de arco iris perdida en el maizal larva de amor marchito cuando se extingue el cabello del sol y sólo queda Goya con su perro en la puerta de mi baño ladrándome la copla nervuda de los años perdidos que vendrán con todos los pájaros en la mano del hombre sacrificado en pos de no sé qué D…

RÉQUIEM POR EUROPA

Envuelta en simio en la barca del panocha portaba una peluca ortopédica y dos murallas continuas de mariposas enfrentadas sotana de bilches y una mirada perdida entre las estatuas se fue dejando caer sobre las hojas de las plantas gigantes con sus senos rebosando el azúcar de las espadas cabalgando sus delfines dorados por la consciencia perdida de otro bigote. En la pared amortajada de oro iban cayendo uno a uno los ojos de Europa con ese aguijón clavado en el Louvre y las tribus comprando acciones al son de las campanas con los coros de los sacrificados cantando gol ante el fin del trigo híspido en Europa. Y el subnormal melón de jeta con el labio caído como un demonio estulto ríe saliendo de su cueva para manejar en un futuro la ruina de occidente la desaparición de todo aquello construido sobre la sangre de aquellos que un día forjaron un esbozo de libertad llamado Europa.

LA DAMA DEL BANCO

La caspa sobre la fuente nazi del yogur con seda de zapato adormece el sueño quemado en el maizal mil aliens se tuestan en ganaderías cubriendo sus ojos vendrá el libertador con su vara de muerte deshecha en hongos y abrirá una dulce mujer de piel esmaltada y mirada de zinc vestida de flores sobre un banco de brasas y circos al norte de la tierra del dragón en el país de las liebres rosa fresca recién nacida de las montañas ahuecando el universo de las posibilidades en la respuesta pálida del crepúsculo gemía el astral la oscuridad obscena como un cadalso de inusitada equidad para vaqueros sin corona y ladrillos somnolientos colgados del mágico y boscoso telón de un tiempo irrecuperable.

OPIO

Cae por una escalera el bulto paquidermo huyendo entre la oscuridad hecho cien papeles en pirámides enterradas bajo la hierba sagrada mancha el degenerado bosque de mantas como lápiz eucarístico mataba a su padre y vertía petróleo sobre las sonrisas de Java desde su nave espacial dejó caer la cabeza del gobernador hecha papelitos de sable y la gente aplaudía mientras se masturbaba al cura de la lluvia rayando queso en una cueva frondosa donde la mentira es el opio mas dulce y el amor madura nata apergaminada tiempo feliz de imbéciles laberintos y cuernos de dioses untando el arco iris la avezada vida de dos plátanos y una perra de opio bajo la cadera de cinco enfermos mentales asados en perfume retro.

GRAN BÚHO

El Gran Búho se afeita el garbanzo de la nuca con una bufanda otoñal de alcanfor y Doña Patio haciendo punto gobierna la realidad iluminada por un sol de trece trompetas de gruesa mayonesa. El Gran Búho es el instructor de cuarenta millones de inútiles candidatos a carne procesada y en el lavabo sionista del Barón Mandarina las hijas de la Gran Banca beben de la ubre capitolina contaminada por el amianto. Ya cabalga Moloch sobre las ascuas de un tabernero como cien paredes de rosas podridas y la sombra del reloj deja sus melocotones caídos al estremecedor grito del sacrificado. Yo miro hacia arriba y contemplo los OVNIS más tiernos colgados de tu mano inmisericorde, pálida y verde como una puerta anal emergida del infierno abierta a otro corazón palpitante.

LA MINA DE UN LÁPIZ COMIENZA A RESPIRAR

La mina de un lápiz comienza a respirar en el culo de la funda de un monasterio y son las cuatro y media y las gotas de lluvia se condensan sobre las bragas de una goma Pelikan. Estás muerta como la sal de una antigua loción, dulce como el tambor de una moto en flor, vino el gendarme a traer el sudor de tus pies de mujer. Hay una cena misteriosa en medio de la niebla y un grano en la ceja que se llama José. Si se te ocurre estornudar la vena volará a Fidji y esparcirá tu nombre cristalizado en coral. Hoy es sábado de brisa y en medio del desierto cavo mi propia tumba la tapo con tu párpado no me escuchas no quieres escucharme y por la nuca mentiré, todos sois Danones todos sois manteles hijo putas con corsé.