GRAN BÚHO



El Gran Búho se afeita el garbanzo de la nuca
con una bufanda otoñal de alcanfor
y Doña Patio haciendo punto gobierna la realidad
iluminada por un sol de trece trompetas de gruesa mayonesa.
El Gran Búho es el instructor de cuarenta millones de inútiles
candidatos a carne procesada
y en el lavabo sionista del Barón Mandarina
las hijas de la Gran Banca beben de la ubre capitolina
contaminada por el amianto.
Ya cabalga Moloch sobre las ascuas de un tabernero
como cien paredes de rosas podridas
y la sombra del reloj deja sus melocotones caídos
al estremecedor grito del sacrificado.
Yo miro hacia arriba y contemplo los OVNIS más tiernos
colgados de tu mano inmisericorde, pálida y verde
como una puerta anal emergida del infierno
abierta a otro corazón palpitante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario