RÉQUIEM POR EUROPA



Envuelta en simio en la barca del panocha
portaba una peluca ortopédica
y dos murallas continuas de mariposas enfrentadas
sotana de bilches y una mirada perdida entre las estatuas
se fue dejando caer sobre las hojas de las plantas gigantes
con sus senos rebosando el azúcar de las espadas
cabalgando sus delfines dorados
por la consciencia perdida de otro bigote.
En la pared amortajada de oro
iban cayendo uno a uno los ojos de Europa
con ese aguijón clavado en el Louvre
y las tribus comprando acciones
al son de las campanas
con los coros de los sacrificados cantando gol
ante el fin del trigo híspido en Europa.
Y el subnormal melón de jeta con el labio caído
como un demonio estulto
ríe saliendo de su cueva para manejar en un futuro
la ruina de occidente la desaparición
de todo aquello construido sobre la sangre
de aquellos que un día forjaron
un esbozo de libertad
llamado Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario