Una Higuera se Acojona por Ser Madre

Muere una botella de azafata flor desangrada en la curva
naipe clavado en la rodilla confite laberinto impenitente
envuelta en papel de plata Nathalie uva del paraíso
ascensor orgánico periquito frío
una higuera se acojona por ser madre
recojo la tormenta la guardo en la nevera con leones
la plancho me bebo sus sandalias
es el zumo del autobús la leche roja
estallando un río en su nuca
como un chicle ácido que amo
me he comido todos los negros de una orquesta de jazz
las camisas de mantequilla
hablo, rezo y escribo
pero tú sigues ahí
como una estatua
sin decir palabra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario